PRENSA

"Acuicultura y Pesca con Responsabilidad"

Visión institucional de la pesca artesanal colombiana

Bogotá,  Agosto 14 del 2020

Es posible avanzar “de cara al mar”:

 

Por: Nicolás del Castillo

Bogotá, Colombia. Agosto 14 del 2020. (DirectorAunap). Gracias a los resultados obtenidos en el proceso de caracterización, formalización y fortalecimiento asociativo realizado por la Autoridad de Acuicultura y Pesca – AUNAP y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD, encontramos que el Índice de Pobreza Multidimensional para la población de pescadores fue de 23.57%, un indicador superior al promedio nacional que fue de 19,6% para 2018”.

Sumado a lo anterior, el estudio arrojó que el Índice de Necesidades Básicas Insatisfechas para la población de pescadores es de 68,46%, considerablemente más alto que el de promedio de Colombia que fue 14,13% para 2018. Esto demuestra que la población de pescadores se encuentra en rangos de pobreza muy altos y se requiere aunar esfuerzos para lograr una intervención integral, que permita mejorar las condiciones de vida de quienes se dedican a la pesca.

El gran reto del Gobierno Nacional y de la Autoridad es continuar implementando procesos de ordenación pesquera  concertados con la comunidad, lograr una reducción significativa de tiempo y esfuerzo en el desarrollo de la actividad e implementar mejoras en la comercialización de los productos y brindar información adecuada para la sostenibilidad que tanto anhelamos alcanzar con nuestra actividad.

Es por esto que mediante la instalación de muelles flotantes en zonas estratégicas se viene impulsando la pesca responsable en nuestros ríos, ciénagas y mares. Cada uno de estos insumos hace las veces de “panal” para los pescadores: donde sus obreros vuelven con el resultado de su trabajo, siendo este el lugar de encuentro de uno de los eslabones más importantes de esta cadena.

El pescador artesanal colombiano no ha evolucionado a nuevas tecnologías tanto naval como pesquera, ni en mecanismos de seguridad que le permitan realizar sus faenas de pesca en zonas más alejadas a las que están acostumbrados. Lo anterior, debido a la carencia de capital de trabajo en todos los eslabones de la cadena y dificultades  en el proceso de comercialización debido a la falta de conectividad y exceso de intermediarios.

Adicionalmente, se requiere seguir trabajando en la concertación entre las comunidades de pescadores y las entidades estatales del orden Municipal, Regional y Nacional, involucradas en la actividad, quienes han sido fundamentales en la generación y apropiación de nuevas tecnologías vinculando el conocimiento ancestral y la resolución de las necesidades de cada región,  además de opciones de Financiamiento con entes Territoriales y Nacionales.

Generar una política pública que logre equilibrar la situación actual del sector requiere identificar las particularidades e idiosincrasia de cada zona del país. Para empezar, para cada región se debe proponer un diseño de embarcación y motor para el desarrollo de la actividad en tiempo y espacio; de otro lado, la actividad pesquera debe estar formalizada y con un proceso de ordenación consolidado, además de la importancia de la Implementación de innovaciones tecnológicas en la propulsión de los motores fuera borda y la posibilidad de subsidiar el combustible al sector pesquero.

Para finalizar,  “vivo es mejor que muerto y fresco mejor que congelado”, pero esta condición no siempre se puede obtener por falta de conectividad o hay épocas en que se aumentan las capturas y se debe comercializar más lentamente para evitar grandes cambios en precios, por eso es que la opción de mantenimiento con frio (congelado)  o la transformación y valores agregados en una planta de proceso se convierte en una necesidad; de allí que es necesario fortalecer la trasformación del producto, con tecnología apropiada que involucre trazabilidad, calidad y conservación, aportando con ello un valor agregado.  Todo lo anterior, sumado al capital de trabajo, el asegurar socios estratégicos que garanticen la venta del producto y ofrezcan precio justo.

Emprender es sinónimo de trascender, creo en los emprendedores del campo, para nuestro caso en los emprendedores del agua, son ellos quienes han tenido por años la responsabilidad de abastecer a Colombia, tarea que no ha sido fácil pero que han hecho muy bien. Necesitamos atraer el emprendimiento a nuestro sector, ruta que el Gobierno Nacional se ha trazado como pilar y en el cual está enmarcado el agro. Es cierto que nos queda mucho camino por recorrer y debemos trabajar para lograr la implementación de herramientas y políticas que impulsen este renglón, pero avanzar en este sentido, es avanzar con paso firme por nuestro sector pesquero nacional.