PRENSA

"Acuicultura y Pesca con Responsabilidad"

Acuicultura de subsistencia, un paso adelante para fortalecer la actividad

AUNAP quiere impulsar la formalización de los pequeños productores acuícolas en el país

 

Por medio de la Resolución N° 1607 del 25 de julio de 2019, la Autoridad busca que los acuicultores del país tengan mejores opciones para aprovechar los recursos pesqueros del territorio nacional garantizando la supervivencia, permanencia de esta actividad y facilitando la formalización en el uso del agua.

Bogotá, Colombia. Julio 30 de 2019. (@Aunapcolombia-@DirectorAunap). La Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca- AUNAP, a través de la Resolución 1607 del 25 de julio de 2019, que busca apoyarse el Decreto 2811 de 1974, del código de recursos naturales renovables, propone la creación de una nueva categoría llamada ‘Acuicultura de subsistencia’ con el propósito de dar mayores oportunidades de fortalecimiento para los pequeños acuicultores del país y un aprovechamiento adecuado de las cuencas y ríos en todo el territorio nacional.

El mencionado Decreto, a partir del artículo 49, señala que ningún colombiano necesitará permiso para utilizar los ríos y recursos pesqueros, si de esto depende su subsistencia. Por tal razón, al crear una nueva categoría como la ‘Acuicultura de subsistencia’ se dará la posibilidad a los productores acuícolas de aprovechar los recursos disponibles en cuencas y ríos para fortalecer su actividad y acceder a mayores beneficios económicos.

“A ningún pescador en el país por Ministerio de Ley se le debe negar la posibilidad de utilizar los recursos pesqueros, siempre y cuando sean parte de su supervivencia. Con esto, queremos impulsar la formalización de esta actividad, que los productores puedan acceder a la acuicultura por contrato, a créditos y a la bancarización para mejorar sus condiciones de trabajo”, explica Nicolás del Castillo, director general de la AUNAP.

Con esto, la AUNAP da un gran paso hacia la formalización de estos productores y el paso a seguir ahora es socializar la iniciativa con las Corporaciones Autónomas Regionales para lograr que los productores que devenguen un ingreso equivalente a un salario mínimo legal vigente por su labor mensual podrá ejercer la actividad de manera armónica con el trámite de permisos ante las CARs.