Cinco razones que demuestran la importancia de las vedas

5 razones

Cinco razones que demuestran la importancia de las vedas

 

Bogotá. Mayo 19 de 2022 (@Aunapcolombia-@DirectorAunap).– Promover el aprovechamiento responsable de los recursos pesqueros con el fin de lograr su sostenibilidad en el tiempo, es uno de los objetivos misionales de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca -AUNAP-; por eso de forma pedagógica comparte cinco razones que evidencian la importancia de cumplir y apoyar las vedas, una medida que busca la preservación de las especies y es también una oportunidad para que los ecosistemas descansen de la explotación y se recuperen las áreas de arrastre.

 

Actualmente están en vigencia las vedas de Bagre Rayado del Magdalena (hasta el 30 de mayo), así como de especies ornamentales y de consumo de la Orinoquía (hasta el 30 de junio).

 

  1. Más recurso pesquero para el futuro:

En los últimos años la pesca artesanal ha ido disminuyendo, por eso es importante que tanto pescadores como comercializadores comprendan que acatar la medida de veda es una forma de asegurar una mayor productividad y sostenibilidad de sus negocios en el fututo.

En el caso del Bagre Rayado del Magdalena, en 2021 la producción fue de 1.320.459 kilos, frente a 1.166.110 en 2020, esto refleja un aumento considerable en su disponibilidad y captura, y evidencia que las vedas son importantes para que los pescadores tengan un aumento en sus ingresos y para que haya disposición de un mayor número de individuos de tallas más grandes.

Así mismo, la producción de peces ornamentales y de consumo en el país fue de 8.376.562 kilos, casi 3,5 millones kilos más que en 2020. En el segmento ornamental, los productos tienen origen en la pesca extractiva (97%) y en la acuicultura (3%).

 

  1. Responsabilidad con lo nuestro:

Lograr la sostenibilidad de los recursos pesqueros debe ser un compromiso de todos los involucrados en la cadena: pescadores, comercializadores, consumidores y toda la cadena productiva derivada de la actividad pesquera y de la acuicultura. Los primeros están en la obligación de cumplir las medidas de veda que más allá de ser una normativa con impacto legal, se constituyen en una forma de velar por el sustento de las familias pescadoras en el futuro. Y, de otro lado, los consumidores tenemos el deber de conocer y apoyar las vedas para que aumente la producción de las especies, garanticemos su disponibilidad y ayudemos a nuestros pescadores a que sus negocios sean más productivos y duraderos. 

 

  1. Los recursos pesqueros son una fuente primordial de ingresos:

Se estima que en diversos sectores de la cuenca del Magdalena hay más de 2.882 pescadores, de los cuales 1.571 son permanentes y encuentran en la pesca artesanal una fuente de ingresos primaria: Sin embargo, la disminución de la pesca del bagre rayado en esta cuenca ha hecho que muchos pescadores tengan otras actividades complementarias como la agricultura o la minería, entre otras.

En el caso de la producción de especies ornamentales, los municipios que más se benefician son Villavicencio, Leticia, Inírida, Puerto Carreño, Puerto Gaitán, Arauca, Cumaribo, Puerto Leguízamo, Florencia, Bogotá.

  1. Aporte significativo a la sostenibilidad ambiental:

El objetivo de las vedas es proteger y garantizar la reproducción de las diferentes especies, así como promover la sostenibilidad del sector pesquero, una labor que requiere del compromiso de todos. El bagre rayado del Magdalena, por ejemplo, es la especie de mayor valor comercial de esta cuenca y hoy en día está siendo sometida a una fuerte presión pesquera por su alta demanda. Garantizar su disponibilidad en el futuro depende del cumplimiento a la medida de veda.

Así mismo, en Colombia se aprovechan comercialmente alrededor de 444 especies de peces ornamentales, todos originarios de agua dulce, siendo Orinoquía la principal región donde se capturan. Entre el 70% y el 80% de peces de acuarios exportados provienen de los ríos Orinoco, Meta, Guaviare, Vichada e Inírida, entre otros.

 

  1. Evitamos multas y otras sanciones:

El incumplimiento de esta medida se considera una infracción al Estatuto Pesquero y un delito ambiental, de acuerdo con el Artículo 38 de la Ley 1453 de junio de 2011“Ilícita actividad de pesca”.

Para verificar el cumplimiento de esta medida de ordenación pesquera, la AUNAP realizara campañas de sensibilización a través de sus canales de comunicación, visitas y operativos a puertos de desembarco, bodegas de acopio y puntos de comercialización de recursos pesqueros, en trabajo mancomunado con la Policía Ambiental de las diferentes regiones del país y otras autoridades locales.

5 razones
5 razones
Número de visitas a esta página 23
Fecha de publicación 23/05/2022
Última modificación 23/05/2022

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.