Durante la veda de camarón fueron decomisados 94, 5 kilos

Bogotá. 15 Abril (@Aunapcolombia). La veda de camarón de aguas someras y profundas en el pacífico colombiano que inició el pasado 15 de enero y finalizó el pasado 15 de marzo, mostró un balance positivo para el sector pesquero y acuícola del país.

De acuerdo con las estadísticas registradas por la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap), durante los dos meses de veda se decomisaron 94, 5 kilos de camarón y se realizaron 592 operativos en los departamentos de Valle del Cauca, Chocó, Cauca y Nariño, zonas de influencia de la veda.

De los 592 operativos, 288 se llevaron a cabo en puntos de comercialización y desembarco, 139 fueron realizados a camiones, 133 en restaurantes y galerías, 24 en aeropuertos, 5 en buses de empresas intermunicipales y 3 en el área marítima de Buenaventura.

De los 94,5 kilos de camarón decomisados, 17 fueron incautados en operativos marítimos en Buenaventura; mientras que los restantes 77,5 kilos de camarón importado que no contaban con el permiso exigido por la Autoridad, fueron confiscados en Ipiales por la Policía de carreteras.

Esto demuestra que el trabajo mancomunado entre la Aunap con la Estación de Guardacostas, Capitanía de Puerto, Policía Nacional, Policía Aeroportuaria y Ambiental, y la DIAN genera resultados contundentes.

Gracias al trabajo interinstitucional se realizaron operativos fectivos que se realizaron principalmente en las ciudades de: Buenaventura, Cali, Popayán, Pasto, Ipiales, Tumaco y Guapi.

En efecto, con la veda se pretende proteger el periodo de reproducción y de reclutamiento del recurso, garantizar su proceso reproductivo y disminuir la captura de individuos jóvenes que permiten la conservación de los inventarios de las especies, y por ende su disponibilidad para el aprovechamiento.

Según los análisis de desembarco y monitoreo, a bordo de la flota industrial de camarón en el Pacifico realizado por Invemar, la pesquería industrial del camarón de aguas someras (CAS) ha pasado por todas las etapas de la pesquería, ubicando al recurso en los últimos años en la categoría de agotamiento, aunque con señales de recuperación.

“El solo hecho de darle descanso al recurso durante dos meses ayuda a mantenerlo, teniendo en cuenta que el camarón tiene una pesquería secuencial, es decir, es capturada tanto por artesanales e industriales, con artes legales e ilegales, y sin embargo, es un recurso que se mantiene en toda la costa pacífica”, indicó Otto Polanco, director de la Aunap.

Vale la pena resaltar que este año, por petición de varios comerciantes de los departamentos del Valle y Nariño solicitaron permiso para movilizar el camarón de cultivo nacional e importado en las áreas de influencia de la zona de la veda, la Aunap concedió la autorización y decidió modificar la resolución que ordenaba la veda del producto en ese aspecto.

Con la nueva decisión se permitió la comercialización de camarón de cultivo nacional e importado en los departamentos de Valle, Chocó, Nariño y Cauca, exceptuando los municipios del litoral del Pacífico (Jurado, Bahía Solano, Nuquí, Pizarro, Litoral de San Juan, Buenaventura, López de Micay, Timbiquí, Guapi, Salahonda y Tumaco).

“Esta es la primera vez en varios años que permitimos esta comercialización, queremos hacer un piloto y luego analizar los resultados para ver qué tan efectiva fue la estrategia”, indicó Polanco.

A su vez, los comerciantes estuvieron atentos a cumplir con lo estipulado por la ley y a ser voceros multiplicadores del mensaje con el propósito de que la veda fuera exitosa.

De otra parte, los talleres de sensibilización fueron fundamentales porque permitieron concientizar a la comunidad de la importancia de su participación en la divulgación de la información y cumplimiento de la veda que estuvo dirigida a pescadores, acopiadores, comercializadores y restaurantes.

Recent Posts

Leave a Comment