Aunap confirma presencia del pez basa en el río Magdalena

Bogotá. 19 Octubre (@Aunapcolombia). En lo que va corrido del año se han registrado dos capturas de ejemplares del pez basa (Pangasius hypophthalmus) en Colombia.

Durante la primera semana de julio fue reportada la captura con línea de mano de un ejemplar macho de 1,5 kilos cerca de la desembocadura del río Viejo en el Magdalena, mientras que en mayo pasado fue capturado un ejemplar hembra que pesó 5,5 kilos, con un trasmallo mallón, en el sector de Santa Clara, ubicado a 40 minutos de Puerto Berrio, Antioquia, reportó la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap).

El pescador Jairo Mora, quien hizo esta última captura, labora como tomador de información pesquera de la Universidad del Magdalena, claustro que trabaja en alianza con la AUNAP para el Sistema del Servicio Estadístico Pesquero Colombiano (Sepec).

Sin embargo, esta no es la primera vez que se reportan dichos hallazgos. El año pasado, Juan Carlos Pérez, profesional de la Fundación Humedales, encontró un ejemplar en Bocas del Carare, en un tramo del río entre Puerto Berrío  y Barrancabermeja; y Carlos Leal profesional de apoyo de Cormagdalena, reportó la captura de un ejemplar juvenil de esta especie en la Charca de Guarinocito, entre La Dorada (Caldas) y Puerto Salgar (Cundinamarca).

“El basa es una especie migratoria originaria de la cuenca del río Mekong que atraviesa Vietnam, Tailandia, Laos y Camboya; es un bagre que se alimenta de algas, plantas superiores, zooplancton e insectos; los adultos, además consumen fruta, crustáceos y peces, puede alcanzar una longitud máxima de 130 centímetros y pesar 44 kilos”, indicó Hermes Mojica, profesional especializado de la Aunap.

En su momento, el Instituto Alexander Von Humboldt aplicó el protocolo para el análisis de riesgos de introducción de organismos acuáticos en Colombia, y dado que existe una alta incertidumbre sobre el riesgo, los impactos y que no se cuenta con información en aspectos relevantes como las características de la especie, su control y su manejo, se determinó una valoración de la especie como de alto riesgo (prohibido su ingreso al país).

Esta decisión fue ratificada mediante la resolución 0389 del 29 de abril de 2013 de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), la que negó una licencia ambiental para la introducción y zoocría de parentales de la especie exótica Pangasius hypophthalmus; en junio del mismo año, mediante concepto del Ministerio de Ambiente, se ratificó la consideración de especie de alto riesgo (prohibido su ingreso al país).

“Como resultado de estas decisiones, no existen de forma oficial y legal actividades económicas en el país asociadas a la pesca o cultivo de basa y la Aunap, actuando en concordancia con la normatividad, no ha autorizado, ni autorizará actividades de cultivo en el país”, indicó Otto Polanco, director de la Aunap.

Se desconoce cómo ingreso el material genético al país y dado que esta especie no es un recurso pesquero para Colombia, las acciones de control de especies foráneas son competencia del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

La presencia de esta especie en el río Magdalena parece obedecer a escapes de cultivos no autorizados que funcionan en la región y que no cuentan con los mecanismos adecuados para el control de fugas o por efectos de las inundaciones ocurridas por los fenómenos climáticos.

“El impacto que tienen las especies invasoras en ecosistemas como el río magdalena, no se conoce.  Es posible que por las condiciones ecológicas de la especie se pueda adaptar al medio y logre reproducirse o afectar otras especies por competencia de espacio  o alimento, desplazando las especies nativas de su hábitat. Sin embargo, no se cuenta con información científica que corrobore estas afirmaciones”, señala Mojica.

“La especie invasora puede tener éxito si ataca especies nativas y las desplaza de su medio, ya sea eliminándola físicamente o porque es más hábil en la consecución de su alimento, y terminan ocupando su nicho ecológico”, aseveró Carlos Barreto, asesor de la Aunap.

Por su parte, la Aunap recomendó a los pescadores que cuando se identifique una especie como el basa u otra invasora en un cuerpo de agua, la capturen de forma masiva, desde los ejemplares más pequeños hasta los adultos.

 

.

 

 

 

 

Recent Posts

Leave a Comment